Es una auténtica gozada ver pescar a estas pequeñas avecillas. Primero se ciernen en el aire con un aleteo rápido en un punto fijo desde donde divisan sus presas y una vez que han seleccionado su bocado se lanzan en picado a una velocidad de vértigo, como auténticos bólidos.
Lo más asombroso es ver cómo en plena caída pueden cambiar su trayectoria siguiendo a los raudos pececillos con una precisión matemática, pues rara vez fallan en su propósito. Son estas pequeñas y fascinantes aves las que han dado nombre a esta ventanita a las entrañas de mis pensamientos e inquietudes que comparto aquí contigo.


Bienvenidos a mi blog personal. Es éste un humilde rinconcito donde se defienden los valores de la vida de nuestro planeta y donde se ofrece información que puede interesar a aquellos amantes de la fotografía de naturaleza más auténtica y salvaje. Espero que sea de vuestro agrado.

PROPIEDAD INTELECTUAL
Todo lo expuesto en este blog (textos e imágenes) no han de ser utilizados sin previo consentimiento de Enrique José Choquet de Isla Domínguez.

COPYRIGHT
Everything stated in this blog (text and images) should not be used without previous permission of Enrique José Choquet de Isla Domínguez.

E-mail address: enriquechoquet@yahoo.es


sábado, 31 de julio de 2010

ETERNAMENTE BELLA...

Sevilla es una ciudad laboriosa que se cuida a sí misma con un mimo que la mantiene eternamente bella. La urbe es siempre transitada en toda época por un incesante río de gentes que dan vida y hacen vida en la calle.

Hay un dicho popular que sentencia: “Quien no ha visto Sevilla, no ha visto maravilla.”
Ciertamente cualquier persona de mundo puede corroborar esto visitándola y viendo in situ la monumentalidad de sus palacios, sus edificios, sus parques, sus jardines, sus miles de rincones, sus patios callados de oculta belleza, su delicioso urbanismo trazado con la sabiduría del paso de los siglos. La Sevilla histórica es así, nos ofrece siempre la misma estampa año tras año, siglo tras siglo, inmutable, conservando intacto ese embrujo, ese duende, ese color especial, ese olor a azahar, ese río Guadalquivir de vistoso azul cielo, esa Torre del Oro tan majestuosa, esa hermosa catedral con su Giralda que se asoma al cielo pero sin hacerle daño como esos rascacielos de las Megápolis . Hay  millones de libros que hablan  de sus innumerables monumentos, intentar abarcarlos todos en esta humilde y cortito artículo es un despropósito.

Os recomiendo un par de libros:
Sevilla Eterna de Ortiz Muñoz, Luis y prólogo de Florentino Pérez Embid.
Sevilla Oculta de Guadalquivir ediciones.

Sevilla es una ciudad de encuentro de culturas, fue el puerto y la puerta de nuestras Américas, de África, de Filipinas… de todo el orbe. Sus gentes son amables, cosmopolitas, acogedoras, hospitalarias con todo el que llega sin preguntar de dónde viene. Aquí todos sois bienvenidos.

Un saludo con alegría desde Sevilla.

1 comentario:

  1. onozco el segundo de los libros, pero es verdad y en eso coincido contigo que es una maravillosa ciudad. Se te echa de menos....Un abrazo

    ResponderEliminar