Es una auténtica gozada ver pescar a estas pequeñas avecillas. Primero se ciernen en el aire con un aleteo rápido en un punto fijo desde donde divisan sus presas y una vez que han seleccionado su bocado se lanzan en picado a una velocidad de vértigo, como auténticos bólidos.
Lo más asombroso es ver cómo en plena caída pueden cambiar su trayectoria siguiendo a los raudos pececillos con una precisión matemática, pues rara vez fallan en su propósito. Son estas pequeñas y fascinantes aves las que han dado nombre a esta ventanita a las entrañas de mis pensamientos e inquietudes que comparto aquí contigo.


Bienvenidos a mi blog personal. Es éste un humilde rinconcito donde se defienden los valores de la vida de nuestro planeta y donde se ofrece información que puede interesar a aquellos amantes de la fotografía de naturaleza más auténtica y salvaje. Espero que sea de vuestro agrado.

PROPIEDAD INTELECTUAL
Todo lo expuesto en este blog (textos e imágenes) no han de ser utilizados sin previo consentimiento de Enrique José Choquet de Isla Domínguez.

COPYRIGHT
Everything stated in this blog (text and images) should not be used without previous permission of Enrique José Choquet de Isla Domínguez.

E-mail address: enriquechoquet@yahoo.es


domingo, 31 de octubre de 2010

EL NEGOCIO DEL FALSO ECOLOGISMO

Cada vez son más las voces que se alzan contra el capitalismo más cruel en su versión del neoliberalismo intervencionista que ayuda a los bancos y a las multinacionales e hipoteca a los pueblos y a las naciones pobres.

Os recomiendo la lectura de esta noticia:
http://www.expansion.com/2009/12/10/opinion/1260480731.html

Dicha noticia se publicó hace ya un año y se tomaron medidas para atajar ese fraude, sin embargo, el falso ecologismo y sus fraudulentos negocios siguen siendo actualidad. En estos fraudes económicos se utilizan los motivos ecológicos para no permitir el desarrollo de los países de economía más débil. Así se aseguran los países ricos seguir siendo más ricos haciendo a los pobres más pobres. Este cruel integrismo económico es el caldo de cultivo de fanatismos políticos populistas y fundamentalismos religiosos.

Ahora la Unión Europea habla de un impuesto sobre los transportistas a los que penaliza según el número de kilómetros realizados. Otra vez la misma historia, los países periféricos, los más pobres de la unión europea tienen que pagar el "pato". ¿Porqué no se les grava a las grandes petrolíferas para que financien tecnología que reduzca las emisiones de CO2?

En fin, los paganos somos los de siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario