Es una auténtica gozada ver pescar a estas pequeñas avecillas. Primero se ciernen en el aire con un aleteo rápido en un punto fijo desde donde divisan sus presas y una vez que han seleccionado su bocado se lanzan en picado a una velocidad de vértigo, como auténticos bólidos.
Lo más asombroso es ver cómo en plena caída pueden cambiar su trayectoria siguiendo a los raudos pececillos con una precisión matemática, pues rara vez fallan en su propósito. Son estas pequeñas y fascinantes aves las que han dado nombre a esta ventanita a las entrañas de mis pensamientos e inquietudes que comparto aquí contigo.


Bienvenidos a mi blog personal. Es éste un humilde rinconcito donde se defienden los valores de la vida de nuestro planeta y donde se ofrece información que puede interesar a aquellos amantes de la fotografía de naturaleza más auténtica y salvaje. Espero que sea de vuestro agrado.

PROPIEDAD INTELECTUAL
Todo lo expuesto en este blog (textos e imágenes) no han de ser utilizados sin previo consentimiento de Enrique José Choquet de Isla Domínguez.

COPYRIGHT
Everything stated in this blog (text and images) should not be used without previous permission of Enrique José Choquet de Isla Domínguez.

E-mail address: enriquechoquet@yahoo.es


jueves, 3 de junio de 2010

LO IMPORTANTE ES AMAR

Si no se es capaz de amar, es imposible tener unos valores que defiendan las maravillas de este todavía hermoso mundo. Es imposible concebir un mundo mas allá del aquí y el ahora. Es inconcebible hablar de las bondades del medio ambiente.

El corazón es una flor que hay que regar todos los días, sino se marchita y muere irremediablemente.

Amar es un acto de madurez.

Amar significa respetar, comprender, escuchar y estar ahí siempre y eso no es nada fácil.

La soledad y el desamor son experiencias terriblemente desgarradoras en las que uno parece vivir como un zombie con el corazón arrancado. Y entonces, cuando se escucha la palabra “amor” suena a engaño, a edulcorada realidad… y el rechazo a este concepto es brutal.

Es cuando el egoísmo nos invade con sus argumentos:

"No seas tonto, ¿no ves que siempre te devuelven mal por bien?
¿No ves que triunfan los que sólo miran por sus intereses?
Nada ni nadie merece la pena."

En esos casos, hay que evitar que la desesperanza inunde con su tristeza toda la vida. Hay multitud de pequeñas alegrías que nos rodean y que pueden paliar ese dolor inconmensurable.

La vida en el amor y en el desamor es un caminar duro, un ascenso a una cima inmensa, donde uno muchas veces desfallece y pierde el sentido. No obstante, si volvemos a echar el paso tendremos la oportunidad de ver nuevas maravillas a las que nunca hubiéramos llegado si nos hubiésemos quedado atrás.

3 comentarios:

  1. Buenas Enrique. Es una pena que ya no podamos hablar más que a través del blog, me han dicho que has vuelto a dejar FN, ahora que yo he vuelto, en fin. Te deseo lo mejor y sigo d cerca este blog tan particular, con unas reflexiones profundas y muy bien razonadas. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. bellas palabras...
    me encantaria verlas acompañadas de tus bellisimas imagenes...
    un abrazo desde este comienzo...

    ResponderEliminar
  3. Hola Enrique José !
    Acabo de decubrir qye también dispones de tu propio blog y la verdad es que me a gustado muchisimo te felicito por él.
    Si no te impora he añadido la dirección en el mio por si algún asiduo quiere pasarse ya que no perderá el tiempo todo al contrario merece la pena el tiempo empleado en visitarlo.
    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar